Salmo 62 y su interpretación

 

El Salmo 62 nos habla de la confianza absoluta que debemos depositar en Dios. El salmista nos enseña que solo en Dios encontraremos descanso y salvación. A lo largo del salmo, podemos ver cómo el salmista clama a Dios en medio de la angustia y espera pacientemente en Él.

En los primeros versículos, el salmista declara que su alma encuentra descanso únicamente en Dios, y no en las riquezas materiales o en el poder terrenal. Reconoce que Dios es su roca y su salvación, su fortaleza y su refugio. Es en Él donde encuentra seguridad y protección en medio de las dificultades de la vida.

El salmista también nos habla de la importancia de la confianza en Dios. A pesar de las dificultades y los ataques de sus enemigos, el salmista confía en que Dios es su ayuda y su gloria. Nos anima a depositar nuestra confianza en Dios en todo momento, y a no confiar en las cosas efímeras de este mundo que nos pueden fallar.

Además, el salmista nos recuerda la justicia de Dios. En medio de la injusticia y la opresión, el salmista confía en que Dios es un juez justo y que recompensará a cada uno según sus obras. Nos enseña a tener paciencia y esperanza en la justicia divina, aún cuando no veamos resultados inmediatos. Confía en que Dios hará justicia en su tiempo perfecto.

  Salmo 63 - Conoce el salmo y su significado

El Salmo 62 nos invita a confiar plenamente en Dios, a depositar nuestra esperanza en Él y a esperar en su justicia. Nos recuerda que solo en Dios encontraremos descanso y salvación, y que debemos alejarnos de las cosas efímeras de este mundo que nos pueden distraer y desviar de la verdadera fuente de esperanza y fortaleza. Que este salmo nos inspire a confiar en Dios en todo momento y a esperar pacientemente en Él, sabiendo que Él tiene el control de todas las circunstancias de nuestra vida.

 

Salmo Católico Completo (Salmo 62) para Leer e Imprimir

Salmo de David. En Dios solamente está acallada mi alma; De él viene mi salvación. El solamente es mi roca y mi salvación; Es mi refugio, no resbalaré mucho. ¿Hasta cuándo maquinaréis contra un hombre? Seréis muertos todos vosotros, Como pared inclinada y cerca derribada. Solamente consultan para arrojarle de su grandeza. Aman la mentira; Con su boca bendicen, pero maldicen en su corazón. Selah. En Dios solamente está acallada mi alma; Porque de él viene mi esperanza. El solamente es mi roca y mi salvación; Es mi refugio, no resbalaré. En Dios está mi salvación y mi gloria; En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio. Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; Derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio. Selah. Ciertamente vanidad son los hijos de los hombres, mentira los hijos de varón; Pesándolos a todos igualmente en la balanza, Serán menos que nada. No confiéis en la opresión, Ni en el robo pongáis vuestra esperanza; Si las riquezas aumentan, no pongáis el corazón en ellas. Dios ha hablado una vez; Dos veces he oído esto: Que de Dios es el poder, Y tuya, oh Señor, es la misericordia; Porque tú pagarás a cada uno conforme a su obra.
  Salmo 110 - Conoce el salmo y su significado

 

Deja un comentario