Salmo 121 y su significado

 

El Salmo 121 es un himno de confianza en Dios, que nos muestra la seguridad que encontramos al encomendar nuestra vida en sus manos. Este salmo nos recuerda que Dios es nuestro protector constante, que nunca duerme ni descansa, y que siempre está atento a nuestras necesidades.

La confianza en Dios

En este salmo, el salmista se dirige a Dios y declara su confianza en Él. Reconoce que su ayuda viene únicamente de Dios, quien hizo los cielos y la tierra. El salmista expresa su certeza de que Dios siempre estará presente a su lado, protegiéndolo de todo mal y cuidando de su vida.

La importancia de confiar en Dios

El salmo también nos invita a reflexionar sobre la importancia de confiar en Dios en todo momento. Nos enseña que no debemos temer ni preocuparnos por las circunstancias que nos rodean, porque Dios está con nosotros y nos guarda de todo peligro. Él es nuestro refugio y nuestra fortaleza, en quien podemos encontrar paz y seguridad.

  Salmo 60 y su significado

Encontrando paz y seguridad en Dios

El Salmo 121 nos anima a depositar nuestra confianza en Dios y a reconocer su constante cuidado y protección en nuestras vidas. Nos invita a confiar en que Dios está siempre a nuestro lado, guiándonos y guardándonos de todo mal. Que este salmo nos inspire a mantener nuestra fe en Dios y a buscar refugio en Él en todo momento.

  • Dios es nuestro protector constante
  • Dios siempre estará presente a nuestro lado
  • Dios nos guarda de todo peligro
  • Dios es nuestro refugio y fortaleza

Que este salmo nos inspire a mantener nuestra fe en Dios y a buscar refugio en Él en todo momento.

 

⇒ Salmo Católico Completo (Salmo 121) para Leer e Imprimir

Salmo 121

1 Alzaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro?
2 Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra.
3 No dará tu pie al resbaladero, ni se dormirá el que te guarda.
4 He aquí, no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel.
5 Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha.
6 El sol no te fatigará de día, ni la luna de noche.
7 Jehová te guardará de todo mal; él guardará tu alma.
8 Jehová guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre.

 

Deja un comentario