UNA MALETA LLENA DE SUEÑOS Y EL COMIENZO DE UNA NUEVA HISTORIA

El costo humano del conflicto armado colombiano que en su fase actual cuenta más de 40 años tiene con el desplazamiento forzado interno de más de cuatro millones de personas desde 1985 una de sus expresiones más crudas. En un país de 45 millones de habitantes esa cantidad es preocupante. Quienes han sufrido el desplazamiento forzado la mayoría de los cuales son de áreas rurales usualmente son obligados a dejar sus hogares y sus pertenencias así como las tierras que les han dado el sustento. Detrás de cada hombre, cada mujer y cada niño que ha sido forzado a dejar su hogar hay una historia de pérdida.

 

 

Ahora bien en  la ciudad de Santa Marta existe un Barrio llamado Santa Helena mejor conocido como Ciudad Equidad tiene cuatro mil viviendas de interés social otorgadas por el Ministerio de vivienda especialmente creadas para ser abrigo de una parte de las  personas que fueron desplazadas por esa violencia desmedida, hoy en día viven más de 20000 mil personas entre ellas desplazadas, reubicados, reinsertados, desmovilizados y con el pasar de los años una gran cantidad de venezolanos que han llegado por conflictos en su país.

 

 

Por otra parte Venezuela, a lo largo de su historia ha sido un país receptor de inmigrantes. Actualmente, presenta un patrón migratorio completamente distinto, motivado por una crisis nacional bajo un contexto de deterioro institucional, recesión económica y descomposición social, situación que ha ido empeorando durante los últimos 17 años.

 

 

Además  La situación en Venezuela es cada día es más crítica, porque se están combinando distintos factores. Por una  parte una desactivación de la economía, que se ha reflejado en una inflación de un mil seiscientos por ciento, anudado a esto se suma que Venezuela está con una de las tasas más altas de violencia del continente. El año pasado la tasa de homicidios fue de noventa y dos homicidios por cada cien mil habitantes. Una de las más altas del mundo. Ni siquiera en el momento más duro del conflicto armado Colombia ha tenido una tasa de homicidios como la que tiene hoy Venezuela. En Colombia la tasa más alta fue de ochenta y cinco homicidios por cada cien mil habitantes”.

 

 

Con lo antes dicho mirando desde un punto de vista más humanos, los factores que han llevado  tanto a colombianos, como a Venezuela nos a moverse del lugar de residencia han sido extremadamente traumáticos para ambos países, viéndose obligados a salir de su zonas de confort con solo una “MALETA LLENA DE SUEÑOS” en el mejor de los casos e iniciar desde la nada, reinventar su vida, construyendo sus sueños, hoy día el barrio Ciudad Equidad es un lugar donde conviven múltiples historias de diferentes índoles y diferentes nacionalidades, pero son personas resilientes que a pesar de vivir grandes situaciones que de una y otra forma han cambiado su vida, siguen en pie de lucha para salir adelante, es por esto que podemos decir que “SOMOS EL MISMO CUENTO” ya que no se han rendido a pesar de las adversidades.

Ahora bien miles de venezolanos se pueden ver identificados con un pequeño colchón porque es la forma que están iniciando desde cero en otro lugar del mundo y algunos colombianos que también vivieron lo mismo, abandonando sus tierras, sus hogares, sus familias, su forma de vivir.

 

Redacción: Nadin Daza participante del proyecto PaZaporte a la convivencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *